El Super Once y el AZAR– Un comentario de Cari

Hace casi un año se implantó la nueva manera
de extraer los números con un generador
de elementos aleatorios.
Y cuando repentinamente se cambió el sistema
de sortear los elementos expresamos ampiamente
nuestro desacuerdo.
De ser una lotería seria (además añadiendo
luego el doble sorteo diario) se rebajó
a ser un juego cualquiera de los millones
que hay en el mundo.
Después del cambio, muy pronto enviamos
un mensaje a la Dirección de la ONCE
para que reconsiderara las modificaciones
efectuadas.
Pasado largo tiempo llegó una nota
en la que afirmaban de haber remitido
el mensaje al Director de la organización.
Naturalmente no hemos recibido respuesta
o más bien, la contestación tácita
hubiera sido algo como:
– ¡Así es! Si queréis jugar, jugáis;
si no, nada!
Parecería más una reacción de un padre con
un hijo que la relación entre una organización
seria con sus clientes jugadores.
Con anterioridad nunca hemos avanzado
la contingencia de que la ONCE
dándose cuenta de nuestro y otros provechos
haya decidido el cambio por dificultar más
la posibilidad de acertar (aparte de liberarse
de toda una movida con las bolas).
También puede ser.
Cari ha publicado un comentario en que justamente
afirma que el Super Once “….ya no es un juego de azar
porque los números los eligen mediante un generador
de números aleatorios en base a un algoritmo preestablecido.”
Y nos confirma la dificultad de acierto para todos.
Ha introducido un argumento interesante desde
el punto de vista conceptual de un juego por sorteo.
Efectivamente reconducirnos a la “substancia”
es decir a un verdadero origen de un sorteo de números,
nos permite formular algunos análisis.
Cualquiera que haya un PC o un móvil y tenga
el programa de Excel sabe o debería saber que
hay una función con un generador de números
aleatorios.
Es decir casi todos pueden con sus instrumentos
generar elementos casuales.
Esta función se basa sobre algoritmos que,
por ejemplificar una explicación, podemos decir
son un conjuntos de números en elevada cantidad,
que se suceden uno tras de otro.
Entonces desde un punto de vista es como si
hubiera una tira de papel larga millones de kilómetros
con todos los números alineados y mezclados
que se alternan según un movimiento que se les da.
Siendo así las cosas, aunque se proceda con imparcialidad,
cuando se proporcionarán los números al momento de
desarrollar el algoritmo, siempre se tratará de algo
que se establece de antemano y entonces no casual,
como precisamente nos hace reflexionar Cari.
Los que variarían serian los resultados de cada distinto
movimiento que se efectuaría (hablamos por ejemplo
de un clic a una tecla).
Tal “aberración” no existe en los sorteos con bolas
en los que es posible observar presencialmente la
evolución del juego, el cumplimiento de un protocolo
y la absoluta certeza de imparcialidad.
En este modo los números que saldrían de un bombo
serían justamente aquellos que el Caso “decidiría”
soltar.
Y hemos usado el verbo “decidir” como expresión
del Caso porque si nos remitimos a conceptos
espirituales, religiosos o de cualquier manera
para “gnósticos” e investigadores de la vida,
acabamos con el mismo resultado.
Así como sabemos que nos vamos a morir y
entonces que este “asunto” ya está fijado,
del mismo modo puede ser que todo sea algo
ya establecido y que desarrollándose nos da
el atisbo de una creación que se produzca
solo en un momento especifico.
Estas reflexiones permiten observar que,
dependiendo del nivel de interés en asumir las cosas
y posicionarse, encontraremos un azar “camuflado”
en que algo predeterminado se hace pasar por casual
y viceversa.
Podemos resumir que, por pequeños eventos en la vida,
funciona el azar impredecible.
Por grandes postulados, todo está determinado.
Y por concluir queremos remarcar un aspecto
concreto que distingue los sorteos con bolas
y los sorteos virtuales.
Es que los primeros producen números “calientes”
que tienen algo de humano y los segundos
son entidades “frías” y sin alma.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.