Las relaciones con la Suerte

Cuando la suerte se pone en contra
no se puede hacer nada.
Si analizamos bien el asunto llegamos
a distinguir en tres categorías
las relaciones que tenemos
con el Caso.
Si un jugador es afortunado por Naturaleza
con cualquier número que ponga, gana igualmente.
Si un jugador tiene una relación “ecuánime”
con la suerte entonces no solo tiene que apostar,
sino también poner los números “correctos”.
Si un jugador es desafortunado en Naturaleza
incluso poniendo los números correctos, no gana.
Naturalmente estas valoraciones son generales;
luego dependiendo del periodo y de otros elementos
cada jugador pasa por momento de suerte y momentos
desafortunados (la mayoría).
El Caso y la Suerte no se fijan sobre la inteligencia
de alguien respeto a otro, su interés y participación
en el juego, su conocimiento y cercanía a la realidad
de los números, en cuanto prototipos de patrones humanos.
El Caso y la Suerte no tienen ojos para ver a quien
dan y a quien no dan.
Por lo que por paradoja cuando ganamos poniendo
números estudiados y elaborados por largo tiempo
no es que adivinamos (con nuestro “ego”) las combinaciones
que saldrán. Es que por casualidad ese día hay concordancia
de resultados con la Suerte.
Sin embargo es también cierto que en este caso
uno pueda jactarse de haber sido lo único que un día
haya determinado los números validos para todos.
Para ganar, de todas formas, no solo hay que jugar,
más bien hay que poner los números “correctos”.
Sin embargo si uno es afortunado por Naturaleza
puede continuar a limitarse comprando un resguardo
ya listo y cobrar algunos millones de Euros al día después.

_______________________________________________________

 

NOTA al 22 de Marzo 2020

Numeros

         Hola! Vaya momento!
Antes que empezara los que estamos pasando
ahora a causa del virus y las cosas seguían
sus cursos, escribimos algo sobre la Suerte.
Aunque no se puede jugar y esto no se sabe
hasta cuando, hay que “rellenar” nuestros
días.
Aprovechamos para publicar unas reflexiones
acerca de las relaciones que uno pueda
haber con la Suerte.
Añadimos en fin el hecho que esas consideraciones
sobre el Caso, en realidad valen para todos
los eventos y las cosas de la vida.

Un saludo.

_______________________________________________________